Blog

buena práctica clinica

Buena Práctica Clínica para investigadores

La Buena Práctica Clínica (BPC) engloba una serie de normas dirigidas a garantizar los derechos de los sujetos que participan en un ensayo clínico, además de asegurar la calidad de los datos recogidos durante la investigación y evitar errores en esta. Este término se acuñó en el año 1.995 durante la Conferencia Internacional de Armonización en la que la Unión Europea, Estados Unidos y Japón consensuaron una guía común de normas sobre Buena Práctica Clínica a cumplir en los ensayos clínicos para la autorización de medicamentos en estas zonas.

En este artículo profundizamos más en las normas de Buena Práctica Clínica y en su evolución hasta el día de hoy.

 

Qué son las normas de Buena Práctica Clínica y por qué son tan importantes

Según el documento aprobado en la Conferencia Internacional de Armonización y posteriormente aprobado por el Comité de Medicamentos de Uso Humano, la BPC se define como una norma internacional de calidad científica y ética que está dirigida al diseño, registro y redacción de informes de ensayos clínicos en los que participan seres humanos. El cumplimiento de estas normas por parte de todos los participantes en un ensayo clínico garantiza:

  • La protección de los derechos y el bienestar de los sujetos que participan en el ensayo.
  • Un estándar unificado a nivel internacional respecto a la buena práctica en investigación, de modo que los datos recogidos según estos parámetros son aceptados en todos los países en que actúa la ICH.
  • Pautas claras y detalladas para que los ensayos clínicos se lleven conforme a la legalidad y obtengan un dictamen/autorización favorable por parte de las autoridades pertinentes.
  • Una guía para los investigadores y para las autoridades que crean normativas respecto a la investigación clínica.

Dado que toda investigación clínica en la que participen seres humanos debe ser supervisada por un Comité Ético de Investigación (CEI), seguir los estándares recogidos en las normas BPC facilitará este proceso.

 

“La BPC se define como una norma internacional de calidad científica y ética que está dirigida al diseño, registro y redacción de informes de ensayos clínicos en los que participan seres humanos”

 

Buena Práctica Clínica en la actualidad

Desde el desarrollo de la primera guía BPC, la forma en la que se llevan a cabo los ensayos clínicos ha evolucionado mucho y se ha visto afectada por significativos avances tecnológicos como, por ejemplo, el uso del registro y la notificación de datos electrónicos. Estos motivos han hecho necesaria la revisión de estas normativas para adaptarlas a la nueva realidad de los ensayos clínicos, por eso en junio de 2017 entró en vigor la GCP ICH E6 (R2) que es el nuevo reglamento de referencia en materia de Buena Práctica Clínica para la realización de ensayos clínicos.

Para las empresas que se dedican a la realización y gestión de ensayos clínicos es de vital importancia comprender dichas modificaciones para saber cómo les afectan y qué nuevos enfoques deben adoptar. Se trata de la revisión más importante que se ha realizado en los últimos años, se han introducido 26 nuevos elementos que regulan, entre otras cosas, las áreas de gestión de datos, la monitorización y las responsabilidades de los promotores e investigadores.

Por un lado, las responsabilidades que afectan al investigador especifican que este es totalmente responsable de supervisar a las diferentes personas o partes en las que se han delegado responsabilidades relacionadas con el ensayo. Además, para asegurar la credibilidad de los datos, el investigador debe adoptar procedimientos documentados suficientes y garantizar que todas las operaciones que se ejecuten se hagan con integridad. Para ello, es necesario que todos los procedimientos sean monitorizados a lo largo de todo el ensayo clínico.

Este nuevo anexo también asigna al investigador la responsabilidad de generar la documentación pertinente sobre la investigación y que estos informes sean creíbles y precisos, es decir, que cumplan con todas las regulaciones.

 

“En junio de 2017 entró en vigor la GCP ICH E6 (R2) que es el nuevo reglamento de referencia en materia de Buena Práctica Clínica para la realización de ensayos clínicos”

 

En relación a las responsabilidades del promotor, estas también se han visto modificadas y se han incluido nuevos elementos. Una de las principales novedades es que el promotor debe implementar un sistema de gestión de calidad sólido que garantice la rigurosidad en todas las etapas. Este proceso es necesario para garantizar la protección del sujeto y la fiabilidad del resultado.

Así mismo uno de los cambios fundamentales introducidos es el uso de la mentalidad basada en el riesgo, teniendo en cuenta la identificación de procesos críticos, evaluación y control del riesgo introduciendo el concepto de monitorización basada en el riesgo.

El promotor también debe supervisar diversas tareas relacionadas con el ensayo como, por ejemplo, aquellas que estén subcontratadas con una CRO. Asimismo, deberá implementar una estrategia correctiva y preventiva ante cualquier posible incumplimiento o problema que surja a lo largo del proceso.

La guía al completo sobre Buena Práctica Clínica y las modificaciones pertinentes se pueden consultar en el siguiente enlace.

 

 

Experior te ayuda a cumplir con la Buena Práctica Clínica

En Experior contamos con una larga experiencia que nos avala como profesionales en el sector de los ensayos clínicos. Nuestros años de experiencia nos permiten asesorar en materia de calidad y seguridad para que la integridad de los ensayos esté garantizada. Conocemos la legislación al detalle y estamos al día de todos los cambios que se producen en materia regulatoria, por ello en todos nuestros servicios el cumplimiento de las normas de Buena Práctica Clínica está garantizado.

Además, Experior dispone del Certificado ISO 9001:2015 que acredita la calidad y seguridad de todos nuestros servicios. Concretamente, hemos implementado un sistema de gestión de calidad en las siguientes áreas:

  • CRO (Servicios completos desde el diseño del protocolo hasta la publicación de los resultados del estudio)
  • SMO (Site Management Organization-Study coordinators in situ)
  • Traducciones especializadas en el ámbito de la investigación clínica.

En resumen, en Experior podemos ayudarte a gestionar y poner en marcha ensayos clínicos según las BPC, así como a formar a equipos y profesionales para que puedan hacerlo ellos mismos. Ponte en contacto con nosotros y comencemos a trabajar juntos hacia el éxito de tu investigación.

¡Experior sigue evolucionando!

Completamos el proceso de integración en el grupo NEUCA Capital Group.
A partir de este momento…

Experior CRO pasa a ser Clinscience
• Experior SMO pasa a ser
Pratia

Crecemos y nos consolidamos sin perder nuestra esencia.
Ponemos a tu servicio una nueva estructura ágil, una cobertura global, una red organizacional
y una empresa matriz que nos brindan estabilidad y fortaleza para satisfacer las necesidades
en estudios comerciales y no comerciales.

¡Bienvenidos a una nueva era!

Porque ”la mejor forma de predecir el futuro es construirlo”, y ahí es donde estamos.